Testimonio real que cambió mi vida de una forma increíble

Buenas noches, quiero compartir con ustedes un testimonio real que cambió mi vida de una forma increíble.  Todo comenzó cuando me diagnosticaron Diabetes tipo 2.

En el desconocimiento de las consecuencias y la falta de conciencia, hizo que cada día fuera peor.  Tenía una vida desordenada en cuanto a la alimentación y el sedentarismo. Realmente no me cuidaba para nada, la enfermedad avanzaba y se hacía cada vez peor causándome, muchas molestias.

Los médicos aumentaron las dosis de insulina a diariamente, todos los exámenes eran malos.

Ya no sabía que hacer, en lugar de bajar de peso cada mes aumentaba, hasta llegar a 111 kilos, un resultado de 11 en la glicosilada y las glucometrías eran pésimas hasta 480.resultado tratamiento

Era realmente preocupante y me desesperaba, porque no encontraba solución y ya mi cuerpo se había acostumbrado a los medicamentos causando una resistencia a los mismos y cada consulta al médico era para aumentar las dosis.

Fue cuando decidí buscar opciones y me entusiasmó la idea de la cirugía bariátrica, consulté y no salí apto.

Siguiendo con las averiguaciones, encontramos el blog del Dr. Héctor Vargas, fue muy emocionante y pedimos la cita de valoración.

Esa misma semana me pusieron el balón gástrico el 13 de Abril de 2018 y hasta ahora he bajado 19 kilos.

La calidad de vida es mucho mejor, tengo buenos hábitos de comer, la diabetes la tengo estable, lo mejor es que ya no me inyecto la insulina y la ayuda en todos los aspectos de parte del Doctor han sido fundamentales para sacar este tratamiento adelante.

Estoy muy agradecido por la forma como me han tratado, la ayuda que me ha brindado el Grupo y doy gracias a Dios por ponerlos en mi camino.  De no haber sido así seguro no habría podido bajar de peso, porque con ningún ejercicio ni dieta lo había logrado.

Paciente Balón Gástrico
Jaime Alberto Montoya

*El testimonio ofrecido es una experiencia personal de quien lo escribe. Los resultados pueden variar de paciente a paciente