Me cambio la vida ahora soy más segura, me siento feliz

Mi nombre es Mary Luz Moreno y tengo 33 años.  Soy madre de 2 niñas y después de mi segundo embarazo me engorde muchísimo.

En el año del 2010 estaba cansada de hacer miles de tratamientos para adelgazar: pastillas, balines, dietas, plantillas, fajas, cremas, vacumterapia, mesoterapia, lecitina, pero nada me funcionaba entonces alguien me hablo de la fundación de gorditos de corazón pero tampoco me sirvió porque mi sobre peso no ameritaba una cirugía  bariatrica.

Pero en la página hablaban sobre el balón intragástrico y aparecía la información del doctor Héctor Vargas, inmediatamente pedí una consulta y cuando fui salí feliz porque el doctor Héctor me dijo que era una candidata para el balón y que con eso podría lograr estar en mi peso, pero que yo debía cambiar mis hábitos en la alimentación.

Y tome la decisión de colocarme el balón viernes 10 de diciembre del 2010.balon gastrico

Al principio fue difícil porque uno siente una sensación de llenura pero como uno tiene malos hábitos uno quiere seguir comiendo y se antoja de ver a los demás comiendo cosas que no debes comer.

El equipo interdisciplinario que te acompaña durante este proceso te ayudan mucho y siempre están pendiente de ti para lo que necesites.  La nutricionista te pregunta tus gustos y en base a ellos te organiza la dieta y el deportologo trata de que los ejercicios sean los que tu venias realizando.

Tratan de que cambies pero conservando algunas cosas que tenías como costumbre realizar.

Empecé a bajar muy bien cuando llegue a los 3 meses me estanque en el peso y pensé que no iba a lograr la meta. Pero el doctor Héctor siempre te da ánimos y te ayuda para que continúes en el proceso.

Cuando llegue al final logre la meta y un poco menos me sentí muy orgullosa de mi misma porque cuando uno quiere algo se debe de proponer hasta conseguirlo.

Comencé con un peso de 80 kilos y termine con un peso de 56 kilos, perdí en total 24 kilos.

La experiencia me cambio la vida ahora soy más segura, me siento feliz me gusta salir y que me vean, me siento mucho más joven, en general es un cambio total de vida y si hubiera sabido antes con seguridad lo hubiera hecho.

Ahora solo me queda continuar con mis nuevos hábitos de alimentación para poder mantener mi peso.

Le agradezco enormemente al doctor Héctor Vargas no solo por colocarme el balón sino por ser ese apoyo durante este tiempo, a Natalia Celis la enfermera por ser tan gentil y servicial, a la nutricionista Olga Mejía por enseñarme a comer saludablemente y al deportologo Cesar Torres  por ayudarme a hacer del ejercicio parte de mi vida diaria.

Este tratamiento lo recomiendo para todas aquellas personas que tiene sobrepeso y que no han podido bajar con otros métodos, pero deben estar seguros de cambiar todos aquellos malos hábitos, por hábitos buenos y saludables para tu organismo.

 

Luz Mary Moreno
Paciente Balon Gastrico

*El testimonio ofrecido es una experiencia personal de quien lo escribe. Los resultados pueden variar de paciente a paciente